Hace unas semanas saltaba la noticia a los medios. Amazon Fresh llegaba a España. Y como acostumbra a pasar, parecía que el mundo se paraba, que alguien había inventado la rueda y nuestro complejo de Bienvenido Mister Marshall aparecía sin remedio. Y es que no lo neguemos, nos encanta esto de encontrar brutal lo que viene de fuera y olvidarnos de lo que tenemos aquí.

Vamos por partes, como Jack el Destripador. (Nota mental: El chiste ya empieza a sonar cansino). Ya sé que Amazon es un monstruo y que ha revolucionado muchos campos de nuestra vida. Sí, soy consciente de ello, y de hecho les he defendido más de una vez desde este espacio. Pero este hecho no quita que no acabe de entender por qué un anuncio como la llegada de Amazon Fresh, que lo que hace es ser un supermercado a domicilio, nos tenga que hacer descubrir que podemos comprar por Internet. Porqué, señoras y señores, no es algo nuevo, y en casa tenemos alternativas que molan. Y mucho.

ulabox_destacat

Empezaré por Ulabox. Esta empresa creada por Jaume Gomà (emprendedor pata negra, y no lo digo por que vende comida) lleva años ofreciendo un modelo de venta online de calidad y cuidando los detalles. Si entras en su web verás que hay más de 11.000 productos donde elegir y que se navega de forma fácil y rápida. Se hacen llamar “el antisuper” (por lo que están cambiando la forma de consumir) y no os negaré que las veces que los he utilizado he acabado alucinando con el trato, el embalaje y como cuidan la comida. No sé si compro patatas o figuritas de porcelana, de verdad.

Otra alternativa que me gusta, y mucho, es Deliberry (aunque de momento sólo está disponible en Barcelona). Y me gusta porqué más allá de ser un súper tiene un modelo de funcionamiento encantador que te hace, además de comprar, ayudar. Y es que la compra que pides la hacen señoras de más de 45 años, un colectivo con dificultades para acceder al mercado laboral, a las que llaman “mamá shoppers”. Ellas van a tiendas cercanas a tu casa y como si hicieran la compra para ellas mismas te lo traen en el momento que desees. Es una buena elección si quieres además de rellenar la nevera, ayudar.

No me olvido, porqué sería injusto, de las grandes cadenas que tienen sus propias plataformas. Algunas mejores, otras peores, pero útiles, al fin y al cabo. Al final, lo que quiero contaros con este post es que nos acostumbremos a mirar a nuestra propia casa. Hay alternativas a lo que viene de fuera que son muy buenas. Y con las que podremos ahorrar.

¡Así que, adelante!

1 COMENTARIO

    luis
    2015-10-19 22:18:46
    No tenéis que olvidar soysuper.com. Una web imprescindible para comprar al mismo tiempo que comparas precios con el resto de supermercados para que te salga mas económica la compra. Y por si fuera poco tiene App desde hace unas semanas. Esta web le da mil vueltas a amazon.........

DEJAR COMENTARIO