Si eres un seriéfilo, puede que ya tengas alguno de los servicios de series en streaming como Netflix, HBO o Amazon Prime Video. Por el momento, la más popular es Netflix, pero HBO apunta maneras y Amazon es un pez gordo que, aunque parte con algo de desventaja, no hay que quitarle ojo. Sin embargo, y dejando de lado el aspecto de la oferta y la calidad de ésta, hay otro factor que, en general, hay que tener en cuenta a la hora de tener uno de estos servicios: la velocidad de carga.

Y es que, seguro que alguna vez has visto alguna peli y, en el momento más inoportuno, te sale el icono este de carga. Nada, que si se queda atascado, de repente va muy lento, etc. El caso es que no puedes verla o tienes que hacer una pausa medio larga para continuar. Eso si no se tuerce la sesión de cine y empieza a ir a trompicones la cosa. Y claro, lo suyo es poder verlas del tirón y que carguen bien, pero… ¿cómo consigues que las series o pelis online se carguen más rápido?

El primer “truco” es tener un buen router. Así que este tiene que ofrecer máxima velocidad y estabilidad para tu conexión. Normalmente los que te da la operadora n suele ser de los mejores (son gratis, ya te puedes imaginar). Por eso no es mala opción comprar uno si ves que tienes problemas constantes de conexión. Y si no quieres gastarte el dinero en uno nuevo, siempre puedes echar mano de estas formas caseras para aumentar la señal de WiFi del router.

El WiFi es una maravilla, pero, admitámoslo, Internet por cable va mucho más rápido. Por eso, cuando te vayas a poner a ver Narcos en Netflix o Westworld en HBO, echa mano del cable y ya verás como todo va mucho más rápido. De hecho, la mejora puede ser más que notable.

Además de los aspectos más técnicos, también están los consejos de uso. Así, cuando vayas a ver algo en streaming, intenta no hacer uso de Internet para otras cosas. Un ejemplo, si por ejemplo estás descargándote música (que no deberías piratilla ), mejor pausar las descargas mientras estás usando Netflix, Prime Video o HBO. Lo mismo pasa si tienes un montón de dispositivos conectados y todos están siendo usados por tus hijos, compis de piso, etc.

Por último, si estás seguro que tienes una buena conexión, quizás debas echar un vistazo para ver si hay alguien que te esté robando Internet. Recuerda que hay varios trucos para evitar que te roben el WiFi.

0 COMENTARIOS

DEJAR COMENTARIO